CAMPEONES DE TODOS LOS TIEMPOS

 

SOL DE NOCHE

Entre los muchos pingos que estuvieron al cuidado de José María Ferro, uno de los más notables fue, sin duda, SOL DE NOCHE, el hijo de Tapuia y Sociable, nacido y criado en el Haras Uruguay que defendía la caballeriza “Wyoming Angus Ranch”.
Salió a las pistas p o r primera vez el 9 de febrero de 1969 en el Premio Clásico Primer Paso, que se adjudicó con la monta de Luis Gallegos, superando en 1′ 1″ 3/5, para la distancia de 1.000 metros en que se corriera ese año, a Barnesa, Vittorio Véneto, Karachito, Clairon, Siena, Karalibra, Oro Negro y Zum Zum.
Esta victoria ya constituyó una hazaña, ya que los ganadores del Primer Paso son, por lo general, «bichos» muy precoces que luego no pasan de ligerones. Pero hay excepciones a esta regla y SOL DE NOCHE fue una de ellas.
Su segunda salida coincidió con su segunda victoria, lograda en el Premio Clásico España sobre 1300 metros. Le salieron al paso sólo dos adversarios; Clairon a quien superó por 1 ¼ cuerpo y Vittorio Véneto que llego a varios del segundo. El tiempo empleado para los mil tres fue de 1’20» clavados.
Sufrió luego su primer traspié, en el Premio Clásico Francisco Rodríguez Larreta, sobre 1400, en el que se vio superado por Mascarero, que se le adelantó por medio cuerpo en 1’25».
A pesar de ello, Sol de Noche era un serio aspirante a la Triple Corona de 1969.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POLLA DE POTRILLOS 1969

«Los pergaminos muy similares y superiores de Sol de Noche y Mascarero, si bien les valieron dividirse las preferencias de la mayoría, no significaron obstáculo para que muchas caballerizas anotasen a sus representantes, alentando una conquista consagratoria. El desarrollo de la prueba, no defraudó la gran expectativa que creara, resultando vibrante y emotiva a lo largo de todo su trayecto.
Una suelta perfecta, logró que los 14 participantes se viesen asistidos de similares posibilidades. Formalizada la lid, Poincaré comenzó a mover con celeridad las agujas, marcado a presión por Sol de Noche, tercero Clairón y cuarto —apurando— Mascarero. Sin que variantes notables cambiasen el panorama y en 35″3/5 para los primeros 600 metros, ingresaron en el codo, con Poincaré firme en la vanguardia, Sol de Noche a su grupa y Clairón presionando en los palos. Abierto, Mascarero no les perdía pisada, seguido de Vampiro, Bachiller y Elocuente mejorando.
En la recta se abrió Poincaré dando por cumplida su misión, filtrándose por su andarivel Clairón, que rápidamente pasó a comandar el lote. En su busca fueron Sol de Noche y Mascarero. Lucha abierta y sin cuartel en mitad del derecho. Clairón se defendía de Sol de Noche que, paulatinamente acortaba; Mascarero ya jugado no contaba y a media cancha iniciaba espectacular avance Elocuente. Cayeron repetidamente las fustas y en los umbrales de la sentencia, pese a mañerear. Elocuente cristaliza su artera estocada, aventajando por medio cuerpo a Sol de Noche, que por un largo resolvió favorablemente su duelo con Clairón. Cuarto -a un cuerpo de éstearribó Mascarero y quinto El Lucero, en 1’37» y con una pizarra estremecida por los $ 49,70- repartidos por Elocuente, que una semana antes había debutado con el mejor de los éxitos, entre perdedores.
El margen logrado por Elocuente —triunfador incuestionable—, no sirvió para abrir un juicio definitivo, porque Clairón y Sol de Noche hicieron valiente carrera; Mascarero, obligado por las circunstancias, fue contrariado en su modalidad de zaguero y El Lucero sufrió tropiezos de entidad. Todo ello no hizo sino aumentar el interés de las restantes pruebas que conforman la codiciada triple corona.»

3 de agosto de 1969
P O L L A DE P O T R I L L O S
Distancia: 1.600 metros (Pista Normal)

1º ELOCUENTE, 56 kilos (Enterprise y Bienestar).
2º SOL DE NOCHE, 56 kilos (Tapuiá y Sociable).
3º CLAIRÓN, 56 kilos (Clear Day y Yours Truly).
4º MASCARERO, 56 kilos (Pamisolo y Mascarita).
5º EL LUCERO, 56 kilos (Scooter y Etoile).

Ganada por 1/4 cuerpo; el 3º a 1/2 cpo.; el 4º a 1 cpo.; el 5º a 1 1/4 cpo.
Jockey: Jorge Firpo. Cuidador: Antonio H. Marsiglia.
Tiempos parciales: 600 en 35″ 3/5; 1.000 en 59″ 3/5.
Procedencia: Haras Los Paraísos. Stud: Adriana. Tiempo 1’ 37.

En los cien metros finales, la lucha resulta vibrante, llevando emoción a las tribunas.
CLAIRON, semioculto por SOL DE NOCHE, aún resiste guapamente, mientras
Jorge Firpo ha logrado enderezar a ELOCUENTE.
Los tres gritos sirven… seis segundos después, sólo los boletos del Enterprise son válidos.

 

GRAN PREMIO JOCKEY CLUB 1969

El resultado sorpresivo de la Polla, alentó muchas esperanzas, ratificadas en las anotaciones; el Gran Premio JOCKEY CLUB tuvo trece competidores, que incluía a los cinco integrantes del marcador de la Polla y a Shalimar, representando al sexo débil. La pista pesada tornó más incierto el panorama, en parte despejado por el amplio favoritismo de que fue objeto Sol de Noche.
Apenas levantadas las cintas, el preferido de la cátedra se posesionó de !a vanguardia, muy contenido por su jockey y sin que nadie intentase plantearle lucha. Corridos 300 metros, del fondo del pelotón avanza rápidamente Rinconcito —que había largado mal—, y en corto trecho asume la tarea de comandar las acciones, seguido por Sol de Noche, Manantiales y Clairón. El puntero saca varios largos en el opuesto, sin que aparentemente ello preocupe mucho a los jinetes de sus enemigos. En 1’1″ clavados traspone el palo de los 1.000 e ingresa al codo final. Las ventajas se van estrechando y Sol de Noche y Clairón, ya cercanos escoltas, van por la revancha de la Polla, mientras Mascarero, Elocuente y Makote siguen en prudente expectativa.
En plena recta final, Clairón por fuera cobra ventajas; Sol de Noche le persigue ¡unto a la empalizada y el osado líder Rinconcito deja paso a las pretensiones del pelotón. En los 400 Clairón a rigor de látigo sigue con ventajas, sesgando su línea de acción y obligando al jockey del favorito a levantar y buscar por fuera. Los demás no cuentan. La lucha parece definida en favor del Clear Day, pero faltando escasos 100 metros, Sol de Noche violentamente estimulado, da pruebas de su clase y guapeza, y en pocos saltos alcanza, para ganar holgadamente en el disco. Mascarero, Makote y El Lucero, completan el marcador, luego que el reloj marcase 2’4″ para los dos kilómetros, guarismo indudablemente bueno, dado el estado de la cancha.
Un triunfo brillante del Tapuiá, que entonces sí, pareció afirmarse en el liderazgo de la generación, y que pudo, incluso, ser más amplio de no mediar los inconvenientes anteriormente anotados. Y un marcador muy similar al de la Polla, con la variante del fracaso absoluto de Elocuente y la feliz incorporación de Makote, que corrió muy bien.
Los 500 metros más de recorrido del Gran Premio Nacional, darían el veredicto definitivo.

7 de setiembre de 1969
Gran Premio JOCKEY CLUB

Distancia: 2.000 metros (Pista Pesada)
1º SOL DE NOCHE, 57 kilos (Tapuiá y Sociable).
2º CLAIRON, 57 kilos (Clear Day y Yours Truly).
3º MASCARERO, 57 kilos (Pamísolo y Mascarita).
4º MAKOTE, 57 kilos (Lennox y Macé).
5º EL LUCERO, 57 kilos (Scooter y Etoile).

Ganada por 1 ¾ cpos.; el 3º a 1 ¾cuerpos; el 4º a 6 ½ cpos.; el 5º a ¼ cpo.
Tiempos parciales: primeros 1.000 metros: 1 ‘1″.
Tiempo: 2′ 4″.
Jockey : Oscar Domínguez. Cuidador : José María Ferro.
Stud: Wyoming Angus Ranch.
Procedencia: Haras Uruguay.

El Gran Premio Jockey Club parece definido. Clairón corre con ventajas sobre Sol de
Noche, mientras Mensajero, en vano, procura acercarse. Los demás no cuentan. En el disco
se invertirán los papeles ante el espectacular rush del pensionista de José M. Ferro

 

GRAN PREMIO NACIONAL 1969

El Gran Premio Nacional sirvió para que SOL DE NOCHE, ungido gran favorito, diese una medida exacta de su superioridad -ya pronosticada por sus performances- sobre todos los coetáneos que le salieron al paso, entre los que figuraron los elementos más representativos de la generación.
Consagrándose crack indiscutido, logró una victoria aplastante y tan llamativa, que puede asegurarse que por ahora, en Maroñas, no hay quien le empate.
Se adueñó del sitial de honor en cuanto izaron les cintas y de allí hasta la sentencia, su dominio fue absoluto.
Caco fue quien logró estar más cerca suyo, pero en el derecho opuesto, porque pese a que Generosamente se tendió en procura del hijo de Sociable, poco pudo pretender ante la demostración de éste, que en la recta, peinado por su jockey, se desprendió lujosamente, siendo ovacionado por la crecida concurrencia que llenó las instalaciones maroñenses. Una recta final, que en materia de sport, sólo emocionó por la porfía de la segunda colocación, entre Caco y Mascarero, definida a favor del segundo, usufructuando el cansancio de quien fue el único en «jugarse» contra la locomotora de Ferro.
El Lucero, una vez más, figuró en el marcador, demostrando ser animal de estimables aptitudes, pese a no calzar los puntos de quienes le precedieron, mientras que Errática y Negreira, únicas potrancas del lote, ocupaban la quinta y sexta colocación respectivamente, sorprendiendo el fracaso total de Clairón, que dada su magnitud no puede tomarse muy en cuenta, y la nueva pifia de Elocuente, que parece conformarse con su triunfo en la Polla.
En Sol de Noche, la afición parece haber encontrado el tan anhelado crack. Un deseo que año a año y sistemáticamente en los últimos tiempos, se diluía ante la falta de un elemento probadamente superior y capaz de mayores hazañas como Sol de Noche, que lamentablemente para la misma, defiende colores extranjeros, por !o cual su permanencia entre nosotros no ha de ser muy extensa.

12 de Octubre de 1969
GRAN PREMIO NACIONAL
Distancia: 2.500 metros (Pista Normal)
1º SOL DE NOCHE, 57 kilos (Tapuiá y Sociable).
2º MASCARERO, 57 kilos (Pamisolo y Mascarita).
3º CACO, 57 kilos (Euforión y Carmelina).
4º EL LUCERO, 57 kilos (Scooter y Etoile).
5º ERRÁTICA, 54 1/2 kilos (Mangangá y Arveja).
Ganada por 2 cuerpos; el 3º a ¼ cpo.; el 4º a 2 ¾ cpos.; la 5ª a 2 ¾ cpos.
Tiempos parciales: 1.000 : 1′ 3″ 4/5; 1.500 : 1′ 34″ 4/5; 1.800 : 1′ 52″ 3/5.
Tiempo: 2′ 35” 4/5
Jockey: Luis Gallego. Cuidador: José Mª Ferro.
Stud: Wyoming Angus Ranch.
Procedencia: Haras Uruguay.

A 200 metros de la suelta, SOL DE NOCHE va en pos de la fama. Su triunfo fue apabullante.

Sus allegados, conocedores del pingazo que tenían «se embarcaron en la aventura» del Pellegrini, pese al descreimiento general. Sin embargo, SOL DE NOCHE no los dejó mal parados ni mucho menos, como que con la monta del uruguayo Oscar Domínguez se clasificó tercero de «los colosos» de la otra orilla, PRACTICANTE y MARTINET, en la marca de 3’4″ 3/5 para recorrer los 3.000 metros. Si bien llegó algo lejos (a seis cuerpos del vencedor), cumplió una gran actuación ya que no sólo debutaba en el césped de San Isidro, sino que además aventajó a su vez a un calificadísimo núcleo de adversarios.
Eso fue el 9 de noviembre de 1969 y le valió el decidido favoritismo de la prensa argentina en el Gran Premio Internacional Dardo Rocha, la noche del 19 de noviembre de ese año en el hipódromo de La Plata.

La Revista Jockey Club (Argentina) reflejaba el triunfo del pingo uruguayo
en su Nº 14 (2da.Epoca) del trimestre Enero a Marzo de 1970 con la siguiente nota.

Triunfo concluyente de SOL DE NOCHE en el Gran Premio Internacional DARDO ROCHA

Por varios cuerpos el potrillo uruguayo Sol de Noche
gana el Premio Clásico Internacional Dardo Rocha

«La disputa del Gran Premio Dardo Rocha (Internacional), prueba máxima del calendario hípico de La Plata, volvió —como todos los años— a movilizar una enorme cantidad de aficionados, cuya presencia en el recinto del espectáculo le dio una auténtica dimensión de fiesta del turf.
En esta oportunidad el gran clásico platense contó, no solamente con figuras de relevancia del medio local y de los hipódromos de Palermo y San Isidro, sino con la actuación del representante uruguayo SOL DE NOCHE (Tapuia y Sociable), cuyas performances en Maroñas y su última en el Gran Premio Carlos Pellegrini -escolta a 2 1/2 y 4 cuerpos de Practicante y Martinet y superando a otros diez rivales calificados- contribuían a darle jerarquía al cotejo, a la vez que lo transformaban en indiscutido preferido de la opinión. Entre los participantes que completaban el lote figuraban: Yos (Bonnard y Dignísima), campeón de la pista local y lógico segundo favorito, y luego, en orden decreciente en las apuestas: Hawaiana (Hyphen y Phidiana); Niarkito (Again e Incombustible); Yes Dear (Sobresalto y Yesca); Don Cata (Rey del Pago y Burrera); Allegretto (Alestch y Falseta); Caio Duilio (Esquilmo y Campeona); Mascarero (Pamisolo y Mascarita), otro representante uruguayo; Spike (The Rabi y Sugestión); Excelsior (Eje y Exquisita), y Priori (Pusilánime y Jabonosa).
El desarrollo de la carrera tuvo interés desde los primeros tramos, con Hawaiana en la vanguardia y Don Cata en su inmediata persecución, mientras el crédito platense y el no menos calificado uruguayo, compartían la tercera colocación. Esto sucedió hasta promediar el codo final, donde SOL DE NOCHE filtrándose por la empalizada superó a Yos y a Don Cata, para ir en busca de Hawaiana a la cual quebró con asombrosa facilidad para cortarse en ganancia, abriendo una luz cada vez más amplia con respecto a sus adversarios.
Con nueve cuerpos de ventaja el hijo de Tapuia cruzó la sentencia adelante de Yes Dear, que avanzó con empuje en la recta final, sin comprometer la victoria de Sol de Noche pero dejando 1 1/2 cuerpo atrás a Yos -disminuido por su lucha con aquél- que a su vez postergó al otro representante del turf del Uruguay, Mascarero, y a Spike y Don Cata que completaron el marcador del cotejo.
El tiempo, 3m. 13s.1/5 es regular, pero no fue necesario más para el amplio triunfo de SOL DE NOCHE, cuya campaña, según está anunciado, proseguirá en los Estados Unidos.”
Tras esta brillante actuación, SOL DE NOCHE es reintegrado enseguida a su box maroñense y comienza su preparación con miras a la gran contienda de Reyes. En los días previos a la misma, se suscitó una controversia entre Mr. Cock III y su representante, quien reclamaba el pago de determinada suma, por concepto de gastos y comisiones durante once meses. Este problema, derivó al campo judicial y amenazó
incluso con impedir la participación de SOL DE NOCHE en el Gran Premio José Pedro Ramírez de 1970. Pero felizmente «la sangre no llegó al río» y el hijo de Tapuiá, pudo alistarse en la gran carrera, como lo reclamaba toda la afición.
El Diario El Plata, en su página 10 de la sección Carreras del día 5 de enero de 1970, anunciaba la gran expectativa generada por el “Ramírez” con estas palabras:

SOL DE NOCHE BUSCARA MAÑANA UNA CONSAGRATORIA ACTUACIÓN

Indiscutiblemente, SOL DE NOCHE debe ser el favorito del Gran Premio «José Pedro Ramirez.
El ganador de nuestro «Nacional» concurre a la cita, además, con el señalado prestigio ganado en la otra margen del río. Su excelente actuación en el Gran Premio Carlos Pellegrini, donde obtuvo un valioso tercer puesto detrás de Practicante y Martinet, y su posterior triunfo en el «Dardo Rocha» en La Plata, lo destacan netamente de todos sus adversarios.
Los cinco caballos argentinos que alternarán en la máxima prueba de nuestro turf no calzan los puntos de los campeones que en otras ocasiones han cruzado el charco para intervenir en nuestro Gran Premio.
De todas maneras su presencia es de real importancia. En primer lugar porque sin los mismos la prueba perdería toda su jerarquía y en segundo lugar porque en caso de un sorpresivo fracaso de nuestro crédito estarán los pingos porteños para darle la animación que la tradicional carrera requiere.
CERRO MORO y FRANCESCO parecen los más indicados para ocupar una posición destacada al final de la carrera. El primero perdió ante Gouache recientemente en Palermo luego de hacer la punta a tren movido y el segundo, que será conducido por Vilmar Sanguinetti, termina de ganar en forma amplia y lo que es mas significativo, con suma facilidad.
El brasileño LIGHT ROMU es un hermoso animal y nada fácil será ganarle.
Crack en Porto Alegre, ganador amplísimo del «Bento Gonçalvez», concurre a la cita con una esmerada preparación, como para augurarle un lucido desempeño. Y resta citar a MASCARERO vencido por SOL DE NOCHE en el Nacional fue cuarto en el Dardo Rucha. Pero aquella actuación no fue normal. Sintió enormemente el viaje y no rindió lo que era capaz. Retorna ahora luciendo muy buen ajuste y defenderá junto con el favorito de la carrera, los prestigios de nuestro turf.
Una carrera pues, con una, figura que acapara la atención: SOL DE NOCHE y otros siete rivales, que lograrán lucirse sólo si nuestro preferido llegara a mermar en su rendimiento, cosa poco probable.

SOL DE NOCHE, DESLUMBRANTE HIZO VIBRAR EL VIEJO CIRCO DE ITUZAINGÓ.
GANÓ FÁCILMENTE CON GRAN REMATE

LA DEMOSTRACION del crack llenó el espectáculo. Su triunfo fue impresionante.Y aunque lo esperaba la gran mayoría de los aficionados el mismo arrancó de las tribunas una enorme explosión de júbilo.
Es que SOL DE NOCHE no sólo era uno de los dos representantes orientales en el Gran Premio, sino que es el ídolo de una afición que hacía tiempo no tenía en Maroñas su auténtico crack.

El pingo brasileño LIGHT ROMU corre al frente al pasar por primera vez frente
al Palco de Socios. Lo sigue, de galope el crack SOL DE NOCHE.
Atrás, el reducido lote, esperando alguna contingencia imprevista que afortunadamente,
no se produjo. Sol de Noche ganó por varios cuerpos, ratificando su alta clase.

Lástima que el Gran Premio José Pedro Ramírez no ofreciera algunos millones más de premios para el vencedor. Por eso no estuvieron presentes Practicante y Martinet. Porque con justa. razón el hijo de Tapuiá hubiera intentado tomarse la revancha ante los dos ejemplares argentinos que le superaron en el Gran Premio Carlos Pellegrini.
Desde luego que no le hubiera resultado fácil doblegarlos. Pero SOL DE NOCHE, con inconvenientes, corrió como visitante, en una pista de césped en la cual nunca había corrido. Y lo hizo muy bien. Por eso lamentamos lo del premio del Ramírez.
La carrera en los dos primeros puestos ofreció un panorama claro y definido. Salió SOL DE NOCHE moviendo las acciones con bastante celeridad.
Y apenas corridos trescientos metros el brasileño Light Romu pasó a escoltar al gran favorito Y poco más adelante frente al palco Folle Ylla, el pingo norteño pasó a comandar el lote sacando incluso apreciables ventajas.
SOL DE NOCHE siguió sin salir de su ritmo de marcha —con ese galopar que no da la sensación de lo mucho que corre el crack. Es que se mueve con tanta soltura que no impresiona. Como si no realizara el menor esfuerzo.

AL PASAR POR PRIMERA VEZ FRENTE AL DISCO, Light Romu encabeza el lote,
seguido adentro por Sol de Noche, entre ambos Francesco y afuera Don Cata y Cerro
Moro. No hubo variantes a lo largo del recorrido, y hasta el último codo se mantuvieron
estas posiciones.

En el tercer puesto se registraron continuas variantes. Exceptuando a Yes Dear y Mascarero que ocuparon las dos ultimas posiciones en casi todo el recorrido, los otros cuatro competidores – todos argentinos – se alternaron a lo largo de los 2.800 metros en ese tercer puesto que estuvo en banda en todo el recorrido. Primero estuvo Ejemplo, luego Francesco junto con Don Cata, y a partir de los 1.400 fue Cerro Moro que intentó aproximarse a los punteros.

SOL DE NOCHE enseña el camino y los otros corren otra carrera.
Mascarero, en los trescientos finales, corre abierto casi en una línea con Yes Dear.
Cuarto Cerro Moro y junto al argentino, el brasileño Light Romu, que viene recuperando
posiciones. El triunfo de Sol de Noche fue claro y terminante, como lo demuestra la nota.

Justamente, a esa altura, fue cuando la carrera cobró mayor interés. La cercana presencia de Cerro Moro hizo que Luis Gallegos, impecable en todo momento acelerara el tren de marcha. Y SOL DE NOCHE redujo a un cuerpo y medio las ventajas que le llevaba el brasileño Light Romu.
Paulatinamente se le fue acercando y en los «ocho» igualó su línea. Allí arrancó el crack.
El caballo excepcional se mostró tal cual es. Entró a la recta y comenzó a sacar ventajas con facilidad asombrosa, cuerpos y más cuerpos.
Entonces, las añejas tribunas de Maroñas, colmadas como nunca, saludaron con una tremenda ovación la nueva demostración del crack.

Ante el entusiasmo delirante de la multitud, SOL DE NOCHE culmina la
máxima competencia del turf oriental, y queda consagrado como un
formidable campeón, cubriendo los 2800 metros en 2’53» 4/5 en una pista no muy elástica.

El segundo puesto poco interesaba. Al final fue para Yes Dear que vino casi siempre a la zaga junto con Mascarero. Pero tuvo que extremarse el defensor del stud La Florida ante la reacción de Light Romu que volvía con llamativo empuje.
Aceptable desempeño de Yes Dear y muy bueno del brasileño que fue el único que salio a «mojarle» la oreja al crack y que al final volvía demostrandro que además de corredor es guapo. Su osadía, de intentar hacerle «sombra» a SOL DE NOCHE, le costó e! segundo puesto.
Cuarto cerca, fue Cerro Moro que «amagó»en los trecientos y que no hizo más que sus coetáneos y quinto, al pescuezo del anterior, finalizó el otro uruguayo, Mascarero. El hijo de de Pamisolo pareció, en los 250 finales, que ocuparía la segunda posición. Pero aflojó mucho en los últimos doscientos metros, perdiendo do, por escaso margen, varias posiciones.
SOL DE NOCHE fue el héroe del Gran Premio. Como sucedió en el «Dardo Rocha»‘ Yes Dear fue su más cercano escolta. Y como en aquella ocasión el hijo de Tapuíá no tuvo rivales.

EL CAMPEON ORIENTAL
entra al pesaje, después de su estupenda hazaña, Luis Gallegos, al igual que José Ferro, desbordan de alegría

LA FAMILIA FELIZ
El Sr. Mark Cox III, propietario de Sol de Noche, acompañado de su esposa Betty Jane Walker y sus hijos
ante la presencia de Don Tito Ferro expresó entusiasta: «Ganará muchos dólares en Estados Unidos”

 

A SOL DE NOCHE, como bien se sabe, lo cuida un trainer de reconocida solvencia. Don José María Ferro, que ha logrado mantener en magnifico estado a su pensionista a lo largo de una extensa y brillante trayectoria. Y Luis Gallegos, meramente encargado de conducirlo, cumplió sin una sola falla su cometido.
Más. Puso en evidencia una serenidad que contribuyó en alto grado para que el crack se moviera a gusto.

POR POCO LO LLEVAN EN ANDAS
Sólo faltó que al publico se le permitiera ello.
Porque apenas cruzan la meta se volcó a la pista a palmotear al crack
en desbordante manifestación de alegría.
Es que SOL DE NOCHE es un auténtico ídolo de la afición.