HISTORIAS HÍPICAS

CABALLOS Y VELOCÍPEDOS

 

El 18 de Julio de 1901, el Presidente de la Republica don Juan Lindolfo Cuestas, ante una nutrida concurrencia de miembros del Cuerpo Diplomático, de los Poderes Públicos y un pueblo numeroso en el que estaban representadas todas las clases sociales del país, procedió a colocar la piedra fundamental del actual Puerto de Montevideo.
Para celebrar este acontecimiento, el Jockey Club organizó carreras en Maroñas para el domingo siguiente.
En su edición del 27 de enero la revista “Rojo y Blanco” narraba lo acontecido en el Hipódromo de Maroñas en la reunión que se había celebrado el 20 de enero de 1901.

“El mal tiempo del domingo pasado no impidió que se realizara la fiesta hípica organizada por el Jockey Club para celebrar la aceptación de la propuesta para la construcción del Puerto de Montevideo.

La lluvia no arredró ni a los sportsman ni a las familias, y el palco del Hipódromo presentaba el más brillante aspecto, aun bajo la tormentosa decoración del cielo. No hubo paseo por la pelouse, convertida en un barrial, pero en cambio se pudieron admirar en el palco deliciosos grupos de nuestras niñas más bonitas”

Grupo de damas en el Hipódromo
Reyezuelo

La reunión constó de seis carreras hípicas más la prueba de velocípedos.

La primera competencia el Premio “Depto. de Ingenieros” sobre 1.200 metros Sansón con la monta de Fernando Pérez dejó segundo a Ivanhoe llegando en tercer lugar Esperanza, delante de los NP que fueron Relámpago, Estopín, Malaca, Manzanares e Idealista.

En la segunda carrera el Premio “Guerard” los competidores se midieron sobre 1.800 metros. Reyezuelo derrotó a Victoriosa que intento venirse de un viaje y en tercer lugar llegó Linterna.

NP fueron Venada, Pólvora y Daymán.

La tercera prueba el Premio “Comisión Financiera” se disputó sobre 1.000 metros. Trafalgar vino en ganancia hasta frente al Paddock y cuando ya se lo aclamaba como seguro vencedor surgió Aurore guiada por Fernando Pérez que lo pasó de largo y se constituyó en fácil ganadora de la prueba.

Aurore

La cuarta competencia sobre una distancia de 2.500 metros fue denominada Premio “Puerto de Montevideo” y presentaba el atractivo adicional de contar con la presencia de algunos caballos argentinos.Al largarse la carrera, Terpsicore tomó la delantera cual flecha llegando a sacar hasta diez cuerpos de ventaja sobre su escolta El Alba y los demás participantes de la prueba Guirapirú, León y Lybia.
Si bien en la recta final las distancias se acortan, llegan a la sentencia 1ª Terpsicore, 2º El Alba y 3º León.

En quinto término se disputó el Campeonato Jockey Club reservado para ciclistas el cual fue uno de los números más interesantes de la jornada.

Carrera de Ciclistas 20 de enero de 1901
Participaron representantes del Club Nacional de Velocipedistas y del Veloz Club Uruguayo, noveles instituciones fundadas en las postrimerías de la década de 1890. El auge del velocipedismo en la época está reflejado por la fundación de estos clubes y por el hecho de que Montevideo ya contaba con dos Velódromos construidos.

El desfile de los ciclistas por la pista se efectuó capitaneado por el automóvil y fue bien lucido dando un toque diferente a la jornada hípica.

El vencedor de esta prueba fue el corredor José María Zamora, del Club Nacional de Velocipedistas que obtu­vo un nuevo triunfo para agregar á los muchos que ya había conseguido en ambas márgenes del Plata. Lo secundó Emilio Cánepa y en tercer lugar arribó Roberto Barbieri.

RESULTADO DE LA CARRERA DEL 20 DE ENERO

La sexta carrera de la tarde Premio “Gentleman Riders” se disputó sobre 1.750 metros y como su nombre lo indica era una competencia reservada para jinetes aficionados que en una totalidad de nueve acudieron a la cita.
Los caballos participantes fueron Maceo, Posible, Last Prince, Bebé, Sondaje, Bicicleta, Vengador, Niño y Apolo.

El público propino una regular silbatina al Starter, ya que este dio la orden de largada en mal momento quedando parados y sin chance alguna Vengador y Sondaje.
La prueba se hizo pareja hasta el codo del ferrocarril, donde Maceo seguido por Niño y Last Prince se despegaron del lote y quedó claro que entre ellos estaría el ganador.

Al llegar al codo final, Maceo guiado por el Sr. Stanton Hill y Niño conducido por el Sr. Lauro Silva y Granada, se trenzan en encarnizada lucha demostrando competencia y serenidad para estas lides.

Así, aclamados por el público llegan a la meta donde apenas Maceo logra sacarle pequeña ventaja a Niño y se queda con el 1er. lugar llegando 3º Last Prince y luego Posible, Bebé, Bicicleta, Sondaje y Vengador.

Cerró la jornada el Premio “Allard”, prueba que se disputó sobre 1.300 metros en la que Londres aventajó fácil a Orchata y Don Dalmiro. Llegaron NP en esta carrera Trafalgar, Iowa, Sansón, Sybila y Malaca.

Tapa Revista Rojo y Blanco

En la faz hípica, la reunión se inició con el Premio “Sansón” sobre 1.000 metros en el que el vencedor resultó Don Dalmiro doblegando a Idealista por una cabeza con una excelente conducción del jinete Fernando Pérez.
Tercero llegó Esperanza delante del grupo de NP compuesto por Relámpago, Estopín, Manzanares e India Porteña.

La segunda carrera denominada Premio “Reyezuelo” de corrió sobre 1.200 metros y solo tres ejemplares bajaron a la pista a bregar por el triunfo.
Centella resultó el ganador adelantándose a Victoriosa e Iowa.

Llegó el turno de la tercera competencia, Premio “Aurore”, donde en 1750 metros Niño batió fácilmente a Posible y Last Prince. NP llegaron Guayabo, Sondaje, Vengador, Aceguá, Bicicleta y Rondador.

La cuarta carrera, Premio “Maceo” se disputó sobre 1.300 metros Daymán derrotó por un cuerpo a Don Dalmiro y tercero llegó Sansón delante de Orchata, Londres y Maceo.

En la largada de esta carrera el jockey de Londres Bernardo Pavón, sujeto a su conducido de forma tan descarada que pese a su declaración (“Temí rodar pues el caballo aflojaba de la mano derecha”) la Comisión le aplicó una pena de 6 meses de suspensión.

Antes de la disputa de la quinta competencia, la Comisión de Caballeros obsequió a las familias que se encontraban en el circo hípico con refrescos y helados.

Así se llegó al Premio “Club Nacional de Velocipedistas”, handicap para máquinas libres sobre 3.500 metros.

¿Cargarían los kilos las bicicletas o los pedalistas?

Na­die cargaba nada, en esa época las chances se balanceaban en la suelta como en las carreras de trote, otorgándose metros de ventaja a los menos hábiles.

 

Carrera de Ciclistas 27 de enero de 1901

Algunas crónicas de la época dicen que en esta oportunidad los velocipedistas corrieron con chaquetillas y gorras de jockey para una mejor identificación, aunque no consta esto en el Programa Oficial de aquella reunión.

Justlno Labat, con el N° 4 dio un verdadero batacazo.
Aprovechó los 120 metros de ventaja que le otorgaba el favorito José Zamora, y forzando el tren desde la misma partida, sacó un campo de ventaja que al final resultó indescontable.
A pesar de su esfuerzo, José M. Zamora, pasando uno a uno a los demás rivales no logró alcanzar a Labat llegando en el segundo lugar mientras tercero arribaba Emilio Cánepa.
El dividendo abonado por el Nº 4, el más alto de la tarde, fue de $ 55,80 y para colmo de lo insólito el producido de este fue a parar a las arcas del Jockey Club, ya que al ganador no se le jugó ningún otro boleto que el que se le anotó en el primer apunte y que el Sport debió quedarse con el.

 

RESULTADO DE LA CARRERA DEL 27 DE ENERO de 1901

La sexta prueba, Premio “Terpsicore” deparó un final muy emotivo, ya que después de 2.000 metros de carrera y en un final a rigor de látigo El Alba y Reyezuelo no pudieron sacarse ventajas, siendo unánime la opinión de los jueces al declarar puesta la carrera

El Alba

Tercero finalizó Guirapirú delante de Aurore y Terpsícore.

El telón de la fiesta se bajó con la disputa del Premio “Londres” en 1.400 metros, del que había sido retirada Aurora.

Linterna guiada por Fernando Pérez triunfó sin despeinarse sobre Centella, Victoriosa y Orchata en buenos 1’ 26” 2/5 para la distancia.

Referencias:
La Semana Sportiva – 19 y 26 de enero de 1901, 2 de febrero de 1901
Revista Rojo y Blanco 27 enero de 1901
Diario La Tribuna – 20, 21, 27 y 28 de enero de 1901.
Martín Massa – Diario El Día – 4 de julio de 1974