EL GRAN PREMIO CIUDAD DE MONTEVIDEO

El Gran Premio Ciudad de Montevideo se ha corrido con distintos Nombres y Condiciones desde 1921 hasta la fecha.

El GRAN PREMIO CIUDAD DE LA PLATA 1976

 

FRONTERA

 

 SU CAMPAÑA DE PISTAS

Frontera debuta en la Polla de Potrancas el 3 de agosto de 1975 con la conducción de Juan Maldonado en un fangal, terreno que no era de su preferencia, arribando en un sexto lugar a varios cuerpos de la vencedora Clandenita que fuera montada por Walter Báez.

 

    Pedigree de Frontera.

 

 

A continuación es inscripta para disputar el Clásico Adolfo Artagaveytia sobre 1.800 metros el domingo 16 de agosto donde se enfrentó finalmente a Sainette y Treta, las que en ese orden entraron detrás de la vencedora.

La performance de FRONTERA revistió mérito si se considera que, por imperio de las circunstancias, fue llevada a correr la carrera en todos lados contrariando en parte sus características de animal zaguero. Pese a ello acusó un rendimiento parejo y supo ingeniárselas para mantenerse gananciosa ante una adversaria que fue constante hasta el final. El tiempo no es bueno pero creemos que Frontera tiene muchas condiciones para destacarse en una generación tan pareja.

    Frontera – Podio Adolfo Artagaveytia

Frontera con Suzana Davis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   Resultado Adolfo Artagaveytia -16 de Agosto 1975

 

Destacadas Potrancas en el “Selección”

Gran Duelo entre PIGALLE Y FRONTERA

 

ABECE.- Es la única del lote ganadora de dos carreras pero aun así aparece como una de las de menos posibilidades. Su trabajo en largo no conformó ratificando, aparentemente, que es en la corta y no en la distancia, donde rinde mejor.

BELLE PERLE.- Una de las grandes cartas de la carrera. Debutó nada menos que en la “Polla” concretando una actuación valiente que la mostró como una potranca muy bien dotada. A la vuelta ganó la de perdedores por amplísimo margen y va ahora en busca de un éxito consagratorio que es muy capaz de obtener.

DAY OF GLORY.- Fue la favorita de la “Polla” no sólo por sus antecedentes en la vecina orilla sino por lo que alcanzó a mostrar en sus aprestos. El mal estado de la cancha la liquidó agotándose en la primera partida pese a lo cual logró quedar cuarta reaccionándole en los últimos metros a Belle Perle. En cancha seca es chance sobresaliente. En barro hay otras con mejores posibilidades.

FRONTERA.- Es una de las que llega mejor a la carrera. Debutó en la “Polla” y experimentando inconvenientes a granel llegó sexta muy próxima a Day Of Glory y Belle Perle. Después ganó un clásico sobre Sainette. Está afilada al máximo y va a costar mucho ganarle.

GLINKA.- Frente a las buenas falló, incluso en la “Polla”, mostrándose inferior. De todos modos queremos verla nuevamente porque al salir de perdedora insinuó más de lo que lleva hecho.

LA MACARENA.- No ha salido de 1.200 metros. Ahora son dos kilómetros y contra las mejores. Ha progresado pero tiene compromiso en extremo severo.

MANDAWAKA.- Aunque cerca, llegó última en corto superada por Abecé, La Macarena e incluso Romantic que echó sangre cerca del disco. Trabajó discretamente y es la de menores posibilidades.

PIGALLE.- La probable favorita de la prueba. Segunda en la “Polla” sólo superada por Clandenita y con varios cuerpos sobre el resto. Perdió por uno de esos imponderables que tienen las carreras y que esa tarde se ensañó con la Tibur. Llega preparada con todo y será muy difícil impedir su acceso al cetro.

RAMBUTA.- Ganó bien al debutar y luego falló en la “Polla” en forma total. Trabajó bien y por cierto tiene todo el derecho a cumplir un papel superior al de su anterior confrontación en la clásica milla.

REINA ALEGRE.- Debutó venciendo a La Victoire y Reina Minuana en mil metros y en un tiempo que asusta. Hace tiempo se prepara para intervenir en ésta, donde no le vemos la más mínima chance.

ROMANTIC.- La única vez que salió de las cortas fracasó totalmente. A dos por tres experimenta inconvenientes que limitan sus posibilidades y sinceramente la vemos por completo fuera de foco.

 

Fue Frontera Heroína en el “Selección”

 

El 21 de setiembre de 1975 y sobre una distancia de 2.000 metros se disputó el “Gran Premio Selección”.

Planteadas las acciones, se estuvo en presencia de un trámite por demás dubitativo de parte de los vanguardistas, puesto que las favoritas, Pigalle y Frontera, accionaban una, en medio del grupo y la otra confundida entre las zagueras. Se llegó a la recta y allí se jugaron con decisión las posiciones. Entre Pigalle, cuyo jinete le administraba las energías con indisimulada prudencia, y Frontera que, por el contrario, su conductor la exprimía sin retaceos. Sobresalieron del grupo en los 350 metros. A esta altura, Frontera igualó a Pigalle. Corto trecho más y Pigalle, más suelta en el freno, retoma diferencias que parecen decisivas. Medio largo en los 200 y sin ser castigada, mientras Frontera soporta una azotaina persistente. Afirma Frontera su posición de terca rival, igualando a su enemiga en los 100 y allí recién el jockey de Pigalle, deja caer la fusta. Cabeza a cabeza trasponen las últimas etapas y en los metros postrimeros Frontera, con más dosis de guapeza prevalece, para acreditarse el lauro por la cabeza. En la distribución de méritos corresponde remitirse al propio desenlace. Una y otra potranca estuvieron en plano similar. Acaso con un ligero predominio de la vencedora, de la que se expresa que impresionó como más guapa en la tensa lucha.

Las restantes contendoras finalizaron a gran distancia, demostrando inequívocamente su inferioridad frente a sus predecesoras. La tercera en llegar a la meta, Rambuta, mejoró su carrera de la Polla, teniendo parte activa en el desarrollo hasta que se presentaron éstas. Detrás suyo, finalizó Glinka, Ambas actuaron en persecución de la líder, y Rambuta resolvió la porfía por un cuarto de cuerpo. Encabezando otro alejado grupo terminó La Macarena, cerrando el marcador. La separaron nueve cuerpos y medio de Glinka.

Aceptable el guarismo establecido por la vencedora. En pista fangosa recorrió el par de kilómetros en 2’6”.

Lo mejor fue el ritmo impreso en la recta y su remate de 12”2/5 para los 200 finales.

El “Derby” de las potrancas tuvo dilucidación la víspera. Su inclusión en la nómina de pruebas de la jornada, junto con otro lance clásico para potrillos, dieron un tono altamente ambicioso para la afición, No se registró afluencia desbordante, pero, si, una apreciable concurrencia.

 

Frontera con Walter Baez

Últimos metros y llegada del Gran Premio Selección

Resultado Gran Premio Selección –  21 setiembre de 1975

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gran espectáculo fue la recta del “Gran Premio Selección”. Piñeyro y Báez esperaron hasta los 600 para hacer correr. Frontera venía por detrás de Pigalle y apurándose al finalizar el codo y comienzo de la recta para madrugar a Pigalle en la atropellada. Pero Piñeyro vio el peligro y no se dejó sobrepasar. Pasaron las dos a un tiempo como poste al resto de competidoras y se tranzaron en un cabeza a cabeza electrizante. Los dos castigando de derecha, con leves ventajas siempre para Frontera. Los que van siempre debajo del agua, “vieron” molestar a Báez.

Pero el hecho de venir de afuera hacia adentro y casi juntarse con la otra, no es molestia, sino un recurso de gran jockey, (por otra parte Pigalle dio el codo muy abierta y terminó contra los palos) una guerra de nervios si se quiere. No llegó a sofocar –como le dijo- ya que Piñeyro pudo siempre castigar de derecha libremente y aún en los 30 metros finales.

Con la mira puesta en los 2.300 metros del “Ciudad de la Plata” el 14 de diciembre de 1975, esta vez con la monta de Carlos Gómez, compitió en el Clásico Dr. Benigno Paiva Irisarri sobre 1.800 metros. Nuevamente le salieron a su encuentro solamente dos rivales: Belle Perle y Fechoría que llegaron a 3 ½ cpos. y varios cuerpos respectivamente.

Frontera- Llegada y Podio del Clasico Benigno Paiva Irisarri

 

 

 

 

 

Resultado Benigno Paiva Irisarri -14 diciembre de 1975

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Frontera Ganó el “Ciudad de la Plata”

 Se Ratificó la Fantochero como la mejor yegua siendo escoltada por Intimate que hizo la punta.

 

El Gran PremioCiudad de La Plata, disputado el 1ero. de enero de 1976 sobre 2.300 metros, abrió el fuego al tradicional e internacional “mitin de enero” y tuvo en Frontera, -que fue preferida de la cátedra-, su lógica vencedora, y en el accidentado transcurso de la recta final, -de la vencedora hacia los palos-, un también lógico protagonista, que fue el reapareciente jinete de la tostada por Fantochero. 

La carrera que tuvo un desenlace de interesantes alternativas ratificó en Frontera, la mejor expresión entre nuestra yeguada. Mientras enseñaba el camino Intimate, bastante presionada por Abecé al comienzo y luego por la invicta Sunrise, la defensora del stud “Los Tres” se ubicó en el medio del lote, que cerraba Fuengirola. En el codo final mejoró posiciones y la entrada de la recta se proyectó sobre las posiciones de las delanteras. Al abrirse la puntera Intimate, arrastrando a Sunrise, Walter Báez la tiró hacia el lado interior, provocando un scrimage en el que sufrieron molestias April Love y Abecé, en especial. Con su característico desorden en la exigencia su jinete volvió a perjudicar en más de una oportunidad a las referidas anteriormente, para finalmente alcanzar la raya con escasa luz de ventaja sobre la abierta Intimate, que había molestado bastante a Sunrise, al arrastrarla en sesgo hacia afuera.

Intimate, que hizo la punta a ritmo moderado pero siempre presionada –primero por Abecé luego por Sunrise mantuvo en el disco la segunda posición. La hija de Ilustre volvió al rendimiento de sus mejores épocas, mostrando que aún puede dar muchas satisfacciones a su ecurie. 

Un cercano tercer puesto concretó April Love. Tuvo mucho mérito la actuación de la Honey Bear, que sufrió varios tropiezos, y terminó la carrera posiblemente a causa de los mismos lesionada en la cuerda de su mano izquierda. Su campaña en pistas, lamentablemente, puede darse por terminada, pero de acuerdo a su tipo, origen y capacidad será una “madre” muy codiciada. 

La revelación fue Abecé. Gran actuación cumplió la zaina por Locoloco, accionando, -bastante contrariada en el freno-, en persecución cercana de la puntera Intimate, luego perdió posiciones de los “mil” a la entrada de la recta, para luego intentar proyectarse junto a los palos en el derecho final. Las gambetas de la vencedora Frontera, la frenaron en más de una ocasión, y de haber podido desarrollar su acción libremente, creemos que la pupila de Isaúl Rey, hubiera estado en la definición. 

Cerró el marcador, la hasta ayer invicta, Sunrise. Fue aceptable la carrera cumplida por la hija de Stolen Glory, que sufrió molestias a cargo de Intimate, y siempre vino en las posiciones delanteras. 

Poco se hicieron notar las restantes competidoras, a excepción de Retinta, que vino refregándose en el lote de vanguardia, accionaron en posiciones zagueras y nada adelantaron en el final. 

Frontera, se ratificó como la mejor potranca maroñense. Tuvo mérito su victoria, porque cargaba un peso bastante alto para su edad, pero lamentablemente su triunfo ofreció el contrapunto de las molestias que su jinete causara, y que empañaron el brillo de su éxito. El guarismo de 2’25” puede decirse que no supera el calificativo de mediocre.

Alternativas del Ciudad de la Plata

 

1)FRONTERA trayendo por dentro suyo a ABECE, se sitúa en la línea de INTIMATE, abierta, que trae a su costado a SUNRISE. Luego adentro APRIL LOVE, y más atrás FUENGIROLA, FAIFA, RETINTA y PANACEA.

2) Poco más adelante, molestias mediante, domina FRONTERA. La siguen INTIMATE, abierta, ABECE, en los palos. Luego SUNRISE, APRIL LOVE, FUENGIROLA, FAIFA, RETINTA y PANACEA.

3) Siguen las posiciones invariadas.

4) Ya próximas al disco se va definitivamente FRONTERA.

Resultado del Gran Premio Ciudad de la Plata – 1ero. enero de 1976

El 18 de enero de 1976 se animó frente a los machos en los 2.500 metros del Gran Premio Carlos Pellegrini fracasando a causa de una lesión que puso fín a su campaña de pistas.

Ese mismo año fue exportada a Brasil en propiedad del Haras Tijucas do Sul donde dejó una descendencia de 4 hembras y 5 machos durante sus años en la reproducción.